Sobras, reducirlas nuestro objetivo

Tenemos que aprender a gestionar mejor las sobras de la comida para no tirarlas

Tenemos que aprender a gestionar mejor las sobras de la comida para no tirarlas

Reducir las sobras tiene que ser uno de nuestros objetivos en la cocina. En España se estima que 8 millones de toneladas anuales de alimentos  van a la basura. El «españolito de a pie» sigue teniendo como asignatura pendiente la gestión de las sobras, es por ello que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente –MAGRAMA– ha promovido medidas para intentar reducir a la mitad esta cifra antes del 2020. El problema se concentra principalmente en los hogares, aunque es algo que nos incumbe a todos: consumidores, industria alimentaria, restauración, etc.

El Ayuntamiento de La Coruña ha puesto en marcha una segunda edición de la campaña «Coru…ñam», que se desarrolla en 30 restaurantes de la ciudad. La iniciativa, pionera en Galicia, tiene como objetivo contribuir al aprovechamiento de los alimentos y evitar convertirlos en desperdicios.

En restaurantes de La Coruña se reparten fiambreras como esta para que los comensales que lo deseen se lleven las sobras de su comida

En restaurantes de La Coruña se reparten fiambreras como esta para que los comensales que lo deseen se lleven las sobras de su comida

Consejos para reducir las sobras

Hace frío y nos apetece guisar un potaje de berros. No calculamos bien y nos sale para tres días. Para evitar que vaya a la basura podemos seguir una serie de consejos:

  • En caso de congelar los alimentos, lo ideal lo haremos desde el primer día.
  • Planificaremos la compra y prestaremos atención a las fechas de caducidad y de consumo preferente porque nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo: reducir las sobras.
  • Seremos previsores, así que antes de irnos a comprar  revisaremos la nevera y la despensa para comprobar los alimentos que nos hacen falta y los que debemos consumir antes. Para ello podemos planificar el menú semanal y hacer una lista.
  • La colocación de los alimentos en la nevera y la despensa es primordial. Se dispondrán delante aquellos que vayan a caducar antes y detrás, los últimos que se hayan comprado. No olvidaremos conservarlos  en las condiciones adecuadas de temperatura, luz y humedad indicadas por el fabricante. Teniendo en cuenta que muchos de los que se conservan a temperatura ambiente, una vez abierto necesitan refrigeración.

Fechas de caducidad y de consumo preferente

Planificar la compra, ser previsor y mirar el etiquetado nos ayuda a reducir las sobras

Por otro lado,  prestaremos atención al etiquetado. Es un buen hábito que reduce el despilfarro de alimentos. Muchos dudan en estos dos conceptos:

  • Fecha de caducidad: Indica el momento a partir del cual un determinado producto no debe ingerirse porque no es adecuado para el consumo. En estos casos, el alimento lo podemos consumir incluso el mismo día en el que aparece la fecha. Esta fecha suele encontrarse sobre todo en alimentos pasteurizados considerados de alto riesgo como la leche, carnes o aquellos envasados al vacío. En estos casos, a la fecha de caducidad le sigue el día, mes y año.
  • Fecha de consumo preferente. Establece el tiempo a partir del cual la calidad de un alimento puede disminuir, aunque este deterioro no entraña consecuencias negativas para la salud. El producto, una vez rebasada la fecha, puede consumirse pero sus características organolépticas -color, olor, sabor- pueden estar alteradas.

Lo dicho, tenemos una asignatura pendiente: la gestión de alimentos.

Artículos del blog relacionados

Aprovechamiento seguro de las sobras 

Stop desperdicios en los supermercados europeos

Comer sano no es caro

Mercado Altavista

Mercado Altavista

En estos duros momentos por los que estamos pasando se intenta reducir gastos y uno de los objetivos es la cesta de la compra. Se tiende a pensar que  “comer sano implica comer caro“. No es así, con un poco de planificación se puede comer de manera saludable con bajo presupuesto. Además las directrices alimentarias europeas recomiendan consumir pequeñas cantidades de los productos más caros (carnes, pescados, quesos, etc) e incentivan el consumo de legumbres, cereales integrales, frutas y verduras.

Consejos para conseguir ahorrar sin que repercuta en nuestra salud

  • Diseñar un menú semanal sano de bajo coste,  para ello podemos recurrir a libros y web especializadas.
  • Escribir una lista de la compra y acatarse a ella. Siempre es conveniente haber comido antes de hacer la compra para evitar adquirir productos innecesarios.
  • Organizar los alimentos en la despensa y en la nevera de forma que los consuma antes de su fecha de caducidad.
  • Consumir las frutas y verduras de temporada porque son las que tienen mayor concentración de nutrientes y mejor precio.
  • Aprovecharse de las ofertas en nuestros lugares de compra.
  • Cocinar el doble y congelar la mitad para otro día poniendo la fecha de elaboración en el recipiente a guardar.
  • Medir las porciones a utilizar para reducir los desperdicios.
  • Darle una segunda vida a las sobras.

Espero que pongan en práctica estas recomendaciones.

Página 15 de 15« Primera...1112131415