¿Cuáles son los alimentos perecederos?

Hay alimentos perecederos de origen animal y vegetal. Es importante controlar los factores que favorecen su deterioro durante su almacenamiento y manipulación.

Hay alimentos perecederos de origen animal y vegetal. Es importante controlar los factores que favorecen su deterioro durante su almacenamiento y manipulación.

El término de «alimento perecedero» viene relacionado con el de alimentos frescos, es decir, son aquellos que por sus características naturales tienen una duración corta -como mucho de 1 mes- o precisan condiciones de temperatura controlada durante su comercialización y transporte.

Los alimentos perecederos comienzan a descomponerse con los días perdiendo sus nutrientes. Los agentes causantes de este progresivo deterioro son principalmente una manipulación y almacenamiento inadecuados, pero también influyen otros factores como: la temperatura, la luz, la humedad, los microorganismos, las enzimas -proteínas- que aceleran las reacciones  y la presencia de oxígeno.

Los alimentos perecederos comienzan a descomponerse con los días perdiendo sus nutrientes.

Como ejemplos de productos perecederos están los de origen animal como: la carne, el pescado, la leche y derivados y los huevos y otros como: el pan, las frutas y las verduras.

Además, el transporte de estos alimentos está sometido a unas normas muy estrictas que pretenden asegurar las buenas condiciones higiénico-sanitarias hasta llegar al consumidor final. La legislación determina la forma en la que debe realizarse el transporte de alimentos, los requisitos que tienen que cumplir estos vehículos especiales e incluso están reguladas las especificaciones de los registradores de temperatura y termómetros.

¿Qué podemos hacer los consumidores para evitar el deterioro de los alimentos?

  • Revisaremos las temperaturas del refrigerador comprobando que estén a unos 4 ºC y la del congelador a -18ºC.
  • Colocaremos los alimentos de forma correcta en el refrigerador.
  • Planificaremos el menú semanal.
  • Compraremos sólo aquello que vayamos a consumir.
  • Ordenaremos los alimentos en la despensa por orden de compra de forma que  los primeros en consumirse  queden a la vista y los últimos en adquirirse los guardamos detrás.

Artículos del blog recomendados

¿Cómo organizar el frigorífico?

Consejos sobre la organización del frigorífico

Bibliografía

RD 1202/2005, de 10 de Octubre de 2005, sobre el transporte de mercancías perecederas y los vehículos especiales utilizados en estos transportes (BOE 21.10.2005)

Reglamento 37/2005, de 12 de Enero de 2005, de la Comisión, relativo al control de las temperaturas en los medios de transporte y los locales de depósito y almacenamiento de alimentos ultracongelados destinados al consumo humano

Reglamento 853/2004, de 29 de Abril de 2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal.

Reglamento 852/2004, de 29 de Abril de 2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la higiene de los productos alimenticios.

Imperfect, la startup para comerse a los feos

Imperfect

«Imperfect» es una startup para comercializar frutas y verduras con imperfecciones pero aptas para el consumo humano

En los EEUU tres emprendedores han creado una startup para comercializar aquellas frutas y verduras que no cumplen los estándares del mercado en cuanto a forma, tamaño, color, etc; de ahí que la startup se llame «Imperfecto».

En EEUU al igual que en Europa se desperdician diariamente millones de kilos de frutas y hortalizas por no cumplir los estrictos requisitos de belleza del mercado.  Ello supone un daño al medio ambiente y a la cadena alimentaria; mientras tanto, muchas personas pasan hambre y necesidad en estos países industrializados.

Es absurdo que a pesar de ser aptos para el consumo humano se tiren tantos alimentos por no cumplir las normas de calidad estandarizadas por el mercado.

Con la startup Imperfect los consumidores podrán comer frutas y hortalizas entre un 30 y un 50% más barato

Toda esta situación ha servido de inspiración para crear la startup Imperfect, así los consumidores tendrán la oportunidad de adquirir buenos productos -a pesar de su apariencia- a un precio más asequible que ayudará a comer de forma más saludable a los estadounidenses. También se beneficiarán los agricultores que ahora podrán comercializar unos alimentos que antes eran descartados por tonterías como su forma, tamaño o color.

Otras ventajas son las medioambientales ya que así se reduce la emisión de metano y el gasto de agua.

En el proyecto trabajan con agricultores californianos a los que comprarán alimentos descartados por su físico y se los venderán a los consumidores entre un 30 a un 50% más barato que en los puntos de venta habituales.

Lo cierto es que esta idea no es nueva, el movimiento «Ugly food» hace años que se está llevando a cabo en supermercados de países como Francia y Brasil.

Estos emprendedores con experiencia en el sector de la alimentación están consiguiendo financiación popular a través de una campaña Indiegogo. Seguro que pronto esta buena idea se hace realidad.

Artículos del blog relacionados

Stop desperdicios en los supermercados europeos 

Aprovechamiento seguro de las sobras

Sobras, reducirlas nuestro objetivo

Bibliografía

Gastronomiaycia

Movimiento Ugly Food

Indiegogo

 

Stop desperdicios en los supermercados europeos

Imagen de Carlos de Paz https://flic.kr/p/8dnJVj

No sólo los supermercados tiran la comida y los desperdicios. Hay consumidores que los dejan abandonados en los lugares más insospechados. Imagen de Carlos de Paz con licencia CC BY-SA

En Europa, más de 80 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza y mientras a estas familias les cuesta conseguir alimentos, en las horas de cierre de los supermercados e hipermercados muchos kilos de comida dejan de ser aptas para el consumo humano por su fecha de caducidad o porque su aspecto no cumple los cánones de belleza impuestos por la sociedad consumista en la que vivimos. Lo cierto es que muchos de estos desperdicios -yo prefiero llamarlo comida sobrante- acaban en la basura.

Según la FAO, un tercio de la producción mundial de alimentos se tira -¡una barbaridad!- y otro estudio confirma que España es el sexto país de la UE en el que más alimentos se desperdician: unas 7.7 toneladas anuales (triste liderato).

En Europa se tiran la friolera de 89 millones de toneladas de comida al año de las que un 42% provienen de nuestros hogares, por lo que tenemos que aprender a gestionar los alimentos que compramos y la comida que elaboramos con ellos.

En España ninguna ley prohíbe tirar la comida, solo existe un plan del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el que no se incluye ninguna medida sancionadora sino que sugiere unas recomendaciones y buenas prácticas.

Campaña para donar los desperdicios de los supermercados

Se necesitan un millón de firmas para obligar a los supermercados a donar la comida sobrante

Una campaña en Change.org exige a la Comisión Europea la creación de normativas que obliguen a estos establecimientos  a donar la comida sobrante a ONGs o a entidades sociales. El objetivo es llegar al millón de firmas para que en toda la UE se repita lo que ocurrió en Francia, donde se aprobó una ley que exige a los supermercados de más de 400 metros cuadrados la donación de la comida apta para el consumo humano. En el país galo tienen prohibido tirar los alimentos con fechas de vencimiento inminentes y los operadores no pueden estropearlos intencionadamente para impedir su consumo; a su vez tienen un periodo de tiempo para elegir la organización de caridad a la que donarán estos alimentos.

A todo esto, la asociación de consumidores FACUA, ha realizado una encuesta a 28 de las cadenas de supermercados e hipermercados que operan en España, sólo 10 contaron sus políticas para evitar desperdicios de alimentos y las otras 18 no.

Si quieren cambiar esta situación pueden firmar la petición de la campaña que está haciendo change.org: «Stop al desperdicio de comida en Europa». Se necesitan un millón de firmas. La unión hace la fuerza.

Artículos del blog relacionados

Aprovechamiento seguro de las sobras

Sobras, reducirlas nuestro objetivo

Bibliografía

La voz de Galicia

Estrategia: Más alimento, menos desperdicio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio ambiente.

¿Qué hacen los supermercados con la comida que no se vende?. FACUA

Un tercio de la producción mundial de alimentos se tira. FAO.

 

 

Consejos sobre la organización del frigorífico

Organizar el frigorífico es vital para mantener la seguridad alimentaria en nuestros hogares y en el sector de la restauración. No se deben colocar al azar los alimentos en la nevera. Almacenarlos en el lugar correcto hace que se prolongue su vida útil, e influirá en el correcto funcionamiento del frigorífico. Este electrodoméstico está diseñado para proporcionar el rango de temperatura necesaria a cada grupo de alimentos. La parte más fría de la nevera es la zona inferior.

Hay que organizar el frigorífico por grupos de alimentos para mantener su calidad

La organización del frigorífico por grupos de alimentos contribuye a mantener su calidad y a preservar la seguridad alimentaria

Hay alimentos que no necesitan refrigeración como es el caso de los plátanos, aguacates, tomates e incluso la piña.

Todo esto lo hemos visto y lo he explicado detalladamente en la entrada de  «¿Cómo organizar el frigorífico?» Siguiendo con el tema  me gustaría citar algunas recomendaciones a tener en cuenta.

Consejos sobre la organización del frigorífico

  • Primero tendremos en cuenta algo tan simple como que  «lo primero que entra es lo primero que sale». Eso significa que al introducir alimentos en el frigorífico situaremos los productos recién comprados detrás de los que ya estaban dentro. Esto evita que la comida caduque o se estropee.
  • Otra cosa… No es aconsejable tener el frigorífico con demasiada comida. El sobrealmacenamiento hace que no exista el suficiente espacio entre los distintos alimentos, por lo que se dificulta la circulación del aire y la distribución de la temperatura.
  • Evitaremos introducir en el frigorífico alimentos calientes porque producen un aumento de la temperatura en el mismo. Lo ideal es dejarlos a temperatura ambiente para que se enfríen un poco. Ya hemos dicho en otras ocasiones que las sobras deben guardarse antes de que hayan pasado 2 horas desde que hayan sido servidas.
  • Además envolveremos o taparemos la comida para evitar que se contamine y pierda sabor y frescura.
  • Las sobras las guardaremos en recipientes limpios, poco profundos y con tapa.
  • Tampoco dejaremos que el hielo se acumule porque el frigorífico no funcionará correctamente.
  • Y descongelaremos nuestra nevera frecuentemente -cada 3 meses- con agua caliente y de paso aprovechamos para limpiarla.

Espero que a partir de ahora valoren aún más a este electrodoméstico y le saquen el mayor rendimiento posible.

Artículos del blog relacionados

¿Cómo organizar el frigorífico?

La Listeria, la listilla de la nevera

¿Cómo organizar el frigorífico?

Organización nevera

¿Cómo puedo organizar el frigorífico? Esta pregunta me la han hecho en varias ocasiones.

Miren la imagen de la foto. Seguro que más de uno creerá que el propietario de la nevera es una mujer. Se equivocan. Pertenece a un hombre soltero que ha sido aleccionado  sobre la colocación y conservación de los alimentos. Bromas aparte… Muchas personas -y ya no hablo de género- « los estacionan » en la nevera de forma arbitraria o intentando optimizar el espacio, obviando las particularidades específicas de almacenamiento de los mismos.

Organizar el frigorífico evita el deterioro de los alimentos siendo esta la causa de focos de contaminación que pueden derivar en enfermedades de transmisión alimentaria. También hay que tener en cuenta que no todos los alimentos necesitan refrigeración, es más,  en algunos casos puede acelerar su deterioro.

Organizar el frigorífico según los grupos de alimentos

La parte más fría del frigorífico es la más cercana al congelador

Para organizar el frigorífico hay que conocer los alimentos. En líneas generales estos pueden separarse en cuatro grupos según las necesidades de temperatura:

  • Carnes y pescados. Son los más perecederos y uno de los más peligrosos desde el punto de vista de la seguridad alimentaria. Por esta razón, deben guardarse en la zona más fría de la nevera (unos 2 ºC), que suele ser la que queda por encima del cajón de las verduras. Además, con esto se evita que sus jugos puedan gotear sobre otros alimentos.
  • Lácteos y embutidos. No necesitan tanto frío, por lo que deben colocarse en la parte central del frigorífico donde las temperaturas de las estanterías oscilan entre los 4 y 5 ºC. Aquí también se pueden almacenar las sobras, los alimentos ya cocinados, aquellos productos en cuya etiqueta figure “una vez abierto, consérvese en frío” y los pasteles. El queso y otros productos lácteos deben guardarse bien envueltos en el estante superior. Resulta práctico guardar la leche en la puerta de la nevera para tenerla al alcance de la mano.
  • Frutas y verduras. Deben ir en los cajones (a unos 10ºC), porque las bajas temperaturas pueden deteriorarlas.
  • Otros alimentos como huevos, mantequilla, bebidas, salsa de tomate, etc que no precisan temperaturas demasiado bajas irán en la zona de la puerta de apertura porque es la parte menos fría. También puede aprovecharse el estante de arriba.

Organizar el frigorífico: No todos los alimentos requieren frío

¿Quién no ha puesto alguna vez un aguacate -aún duro- en la nevera? Cuando se va a consumir su pulpa  sigue dura ¡Qué fastidio!

Con el plátano y la piña pasa lo mismo. Es preferible guardarlos fuera de la nevera porque las bajas temperaturas impiden su maduración y  la actuación de las enzimas con sus propiedades beneficiosas.

En el caso del tomate, el frío vuelve la pulpa insípida y deteriora sus membranas. Es mejor comprar los que se vayan a consumir y almacenarlos a temperatura ambiente.

Los tomates no deben refrigerarse. Lo ideal es almacenarlo en nuestro hogares a temperatura ambiente.

Los tomates no deben refrigerarse. Lo ideal es comprar los que vayamos a consumir y almacenarlo a temperatura ambiente.

Por tanto, la temperatura no es la misma en toda la nevera y una organización correcta de los alimentos evita riesgo de enfermedad, alarga la vida útil, retrasa el deterioro de los mismos y nos ayuda a ahorrar.

Artículos del blog relacionados

Consejos sobre la organización del frigorífico 

Listeria, la listilla de la nevera

Aprovechamiento seguro de las sobras

https://flic.kr/p/dKzKop

Para el aprovechamiento seguro de las sobras las guardaremos en recipientes limpios y las refrigeraremos o congelaremos. Imagen de La cocinera en miniatura https://flic.kr/p/dKzKop

Es posible el aprovechamiento seguro de las sobras alimentarias teniendo en cuenta una serie de recomendaciones.

Con el paso de los años han ido aumentando paralelamente el consumismo y las sobras en nuestro país. Sin embargo, la  crisis ha hecho que parte de la sociedad empiece a usar  los alimentos sobrantes de la comida y a llevar lo que nos sobre del restaurante en un tupper. Las sobras se pueden ingerir sin problema siempre y cuando su manipulación y almacenamiento sean adecuados. No olvidemos que los restos de comida «mal manipulados» son una de las principales causas de las intoxicaciones alimentarias en el hogar.

Recomendaciones para el aprovechamiento seguro de las sobras

Lo primero que tendremos en cuenta es que los alimentos una vez cocinados deben refrigerarse o congelarse antes de dos horas.  Si  sobrepasamos este tiempo a temperatura ambiente se facilita la multiplicación de bacterias hasta alcanzar niveles nocivos. En este caso, lo más recomendable es desechar las sobras.

La comida debe refrigerarse o congelarse antes de 2 horas

Un error frecuente -en los hogares y en el sector de la restauración- es  dejar que los alimentos se enfríen sobre la encimera. ¡Error! conforme va disminuyendo la temperatura aumentan las probabilidades de multiplicación de los microorganismos. Para evitarlo podemos remover la comida con un utensilio adecuado facilitando su enfriamiento antes de llevarla al frigorífico. Es importante que los alimentos conserven su estructura, esto se consigue enfriándolos antes de proceder a su congelación.

Las sobras que han pasado menos de dos horas a temperatura ambiente las guardamos en un recipiente limpio, nunca en el que se cocinaron o sirvieron. Lo ideal es dividir las porciones grandes en recipientes más pequeños y de poca profundidad para que su refrigeración sea más rápida.

Sobras de arroz almacenada en recipiente para su posterior refrigeración

Las sobras de arroz almacenada en recipiente con tapa en el refrigerador contribuye a su almacenamiento seguro

Se recomienda  congelar todo resto que no vaya a ser consumido de inmediato,  pero previamente ha de señalarse la fecha en el recipiente. Para descongelar las sobras de forma segura planificaremos con antelación la descongelación progresiva en el frigorífico.

Cuando recalentemos las sobras dejaremos que los caldos, sopas y salsas entren en ebullición. El resto lo calentaremos hasta llegar a los 75º C. Conviene remover la comida para asegurarnos de que su calentamiento sea homogéneo. No recalentaremos  la misma  más de una vez ni mezclaremos las sobras con alimentos frescos.

Por último, nunca probaremos sobras si no estamos seguros de su inocuidad o presentan un  aspecto u olor dudoso. ¡Un poco de sensatez por favor! Dejemos la valentía para otros aspectos de la vida.

Artículos del blog relacionados

Sobras, reducirlas nuestro objetivo

Stop desperdicios en los supermercados europeos

Página 1 de 212