El queso, amigo de los dientes

Foto del Club del Queso Mumumío https://flic.kr/p/pruEnz

Comer queso ayuda a la salud de los dientes.Foto del Club del Queso Mumumío https://flic.kr/p/pruEnz

El otro día vi un programa de la BBC de Londres donde se hablaba de las propiedades de algunos alimentos, entre ellos estaba el queso. El programa y algún otro experimento se desarrolló en la Feria del Queso (Great Market) de Cardiff.

No sé si saben que los canarios somos los mayores consumidores de queso de España. Pero,  ¿qué es lo que lo hace tan irresistible? ¿es una adicción como otras que nos hace más daño que bien? ¿Tiene propiedades ocultas?

Adoramos el queso pero nos preocupa su contenido graso, las calorías y que es un lácteo. ¿Es el queso incompatible o enemigo de las dietas? El queso es un alimento con muchas propiedades nutricionales. Su alto contenido en proteínas y calcio es muy bueno para los huesos y los dientes. Existe la creencia que el queso no es del todo sano y engorda porque tiene mucha grasa. Es cierto que una tercera parte del queso es grasa de origen animal y parte de ella tiene colesterol, pero si lo consumimos razonadamante y en raciones de 50 gr no hay problemas a este respecto. Esta cantidad de 50 gramos no es mucha, pero hay trucos para que de más de sí. Por ejemplo, cuanto más curado sea un queso, más fuerte su sabor, así que con poca cantidad tenemos la sensación de haber comido queso sin habernos pasado.

El queso protector dental

Hay un estudio reciente que afirma que comer queso ayuda a la salud de los dientes de otra forma, protegiéndolos, pero ¿es cierto que un trozo de queso puede ser bueno para los dientes? Alastair Sloan profesor de Odontología de la Universidad de Cardiff habló sobre ello. Lo primero que hay que saber es lo que ocurre en la boca cuando comemos alimentos que puede provocar daño en  los dientes. Algunos de ellos como los cítricos, los zumos, los refrescos, el ketchup, y el vino contienen ácidos en bastante cantidad que erosionan el esmalte dental.

Se probó la teoría del Profesor  Sloan con un experimento. Primero se comprobó el pH de la saliva de una mujer para ver que era normal. Así fue, el pH era neutro (7), es lo normal. A partir de 5.5 o menos se empezaría a producir la erosión del esmalte. A continuación, esa misma mujer tomó zumo de naranja y su pH fue de 4.75. Mientras la boca conserva los ácidos del zumo de naranja, el esmalte de los dientes corre peligro. Haciendo análisis periódicos de la saliva,  la mujer tardó casi 20 minutos en recuperar el nivel de pH normal de su boca. El ácido del zumo estaba atacando el esmalte de sus dientes.

Cuando la boca de la mujer recuperó el pH,  se volvió a hacer la prueba pero esta vez con un trocito de queso Cheddar para saber si protege del ataque ácido del zumo. Se tomó el zumo de naranja y justo después se comió un trozo de queso. ¡Asombroso! el pH se quedó neutro como al principio. No bajó lo más mínimo. Es un efecto inmediato, por lo que comer queso ayuda a recuperar el pH de la boca y a detener la erosión ácida de los dientes.

Entonces, ¿qué hace el queso que contrarresta el ácido tan rápidamente?

  • En primer lugar el queso por su textura y sabor es uno de los mejores alimentos para estimular la producción de saliva y esta es un sistema de defensa del organismo que neutraliza el ácido.
  • Además el calcio del queso es bueno para la salud dental porque repara los minerales y los daños producidos por la erosión de los alimentos.

Por tanto, no debemos lavarnos los dientes justo después de comer porque se tarda unos 20 minutos en recuperar el pH neutro. Lavarse los dientes en ese intervalo de 20 minutos hace que frotemos el ácido por toda la dentadura. Hay que esperar este tiempo después de comer o tomar un poco de queso que acelera el proceso.

Ya sabemos algo más sobre el queso, además de nutritivo y delicioso nos ayuda a conservar nuestra blanca sonrisa.

Artículos del blog relacionados

Que no te la den con el Queso de Guía

Entre quesos anda el juego