Beneficios de los alimentos ecológicos según la ciencia

Vegetales y frutas ecológicas

España es la huerta ecológica de Europa; sin embargo, el consumo sigue siendo bajo debido a la falta de concienciación ecológica.

La demanda de los alimentos ecológicos sigue creciendo en España desde hace más de 20 años.

Según estudios científicos, la alimentación ecológica beneficia a nuestra salud y al medio ambiente. Por ejemplo: los alimentos ecológicos tienen mayor cantidad de nutrientes y los niveles de vitamina C en frutas cítricas ecológicas pueden superar entre un 10 y un 20% a las cultivadas de forma convencional. Esto quiere decir que se necesita menos cantidad de producto ecológico para alcanzar los niveles de nutrientes recomendados por la OMS.

La alimentación ecológica beneficia a nuestra salud y al medio ambiente

Buena parte de las enfermedades no transmisibles pueden prevenirse con una correcta nutrición y ello implica el consumo de alimentos ecológicos. Los herbicidas, plaguicidas y fitosanitarios químicos producen alteraciones hormonales peligrosas para la salud.

El problema es que los esfuerzos para evitar estas enfermedades van en contra de los intereses comerciales de los fabricantes. Este es uno de los retos a los que se enfrenta la promoción de la salud.

Los agricultores ecológicos denuncian las informaciones no contrastadas que se difunden por los medios de comunicación y las redes sociales especulando sobre estos alimentos. Para impedirlo es necesario informar de forma rigurosa e independiente para concienciar a la población sobre las bondades del consumo de alimentos ecológicos.

España es la huerta ecológica de Europa; sin embargo, el consumo nacional es bajo debido a la falta de información, formación y concienciación ecológica. Los efectos de los productos químicos sobre el medio ambiente no llegan a los consumidores. Además nuestro gobierno no hace campañas para incentivar el consumo de alimentos ecológicos sabiendo que la alimentación es uno de los parámetros que más repercuten sobre la salud.

Los investigadores han demostrado los efectos negativos de los productos fitosanitarios y su relación con la aparición de tumores como el de mama.

La producción ecológica podría garantizar la seguridad alimentaria mundial. Hace un siglo, cuando no se conocían las sustancias químicas en la agricultura esta proporcionaba alimentos a la población existente. Actualmente con los conocimientos y tecnología que disponemos ¿cómo no vamos a hacer capaz de hacerlo?

Algunos informes de la ONU  concluyen que el único sistema que en un futuro sería capaz de alimentar a la población mundial es el agroecológico.

Artículos del blog relacionados

Alimentos ecológicos, un derecho universal

Más exigencias para la agricultura ecológica

Bibliografía

Agroinformación

Higher antioxidant and lower cadmium concentrations and lower incidence of pesticide residues in organically grown crops: a systematic literature review and meta-analyses.

Cambio climático, cambio de dietas

Comer menos carne

El sector ganadero contribuye al cambio climático porque es responsable del 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Imagen de Jairo Alzate

«Cambio climático, cambio de dietas» es el título de un estudio realizado por Chathamhouse -Instituto Real de Asuntos Internacionales- en el que se analizan los problemas y las posibles soluciones para reducir el consumo de carne y mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC.

Este estudio se ha realizado tomando datos de 12 países y concluye que los sistemas alimentarios a nivel mundial son responsables de hasta el 30% de todas las emisiones de gases con efecto invernadero.

Según la investigación, el sector ganadero contribuye en el 15% de las emisiones de estos gases nocivos. Además, el consumo mundial de carne sigue aumentando alcanzado niveles poco saludables para el planeta.

Si redujéramos el consumo de carne en nuestra dieta se podría disminuir hasta en un 25% las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a evitar que el aumento de la temperatura a nivel mundial supere los 2ºC.

Para conseguir objetivos es crucial que los gobiernos se impliquen y lideren políticas sobre el consumo de carne y el cambio hacia dietas más sostenibles

El problema es que los gobiernos temen las repercusiones económicas que hay detrás de estos cambios. También hay que sumar la poca concienciación de la población sobre este tema.

Los investigadores de Chathamhouse consideran necesario crear campañas informativas con mensajes sencillos pero impactantes a través de personas que creen confianza en la población a la que va dirigida.

En el estudio se recomienda llevar a cabo debates nacionales sobre el consumo de carne para concienciar a los consumidores sobre los problemas derivados de la producción ganadera y el consumo de productos animales. En estos debates deberían participar los gobiernos, las empresas, las comunidades científicas y la sociedad civil.

Reducir el consumo de alimentos derivados de los animales es esencial para poder frenar el cambio climático, pero es un tema controvertido porque la carne tiene importantes connotaciones culturales en determinadas sociedades; de ahí, que se requiera de la participación de los gobiernos.

Los consumidores están poco informados y creen que es más importante el embalaje de los alimentos de origen animal que el propio alimento para controlar el cambio climático. Son poco los conscientes de que la producción animal y los cultivos asociados contribuyen a la deforestación. Y únicamente relacionan las emisiones de gases con el ganado vacuno, pero lo cierto es que también participan el resto de animales de granja: pollos, cerdos, ovejas, etc.

Artículos del blog relacionados

El cambio climático aumenta la incidencia de ciguatera en Canarias

Bibliografía

Changing climate, changing diets

Chathamhouse

¿Tienen mucho hierro las lentejas?

Ensalada de lentejas con naranja

Las legumbres como las lentejas también podemos disfrutarlas en ensalada. Foto de una ensalada de lentejas con naranja.

El hierro es un componente fundamental para nuestro cuerpo. Sin él, la sangre no transporta el oxígeno adecuadamente por los órganos, haciendo que nos sintamos más fatigados de lo normal sin haber hecho un esfuerzo excesivo.

Tipos de hierro

Hay dos tipos de hierro:

  • El hierro animal conocido como «hierro hemo o hemínico», que forma parte de la hemoglobina o mioglobina animal. Se absorbe entre un 10 y un 15% y no hay factores que favorezcan o impidan su absorción. ¿Dónde lo podemos encontrar? en almejas, berberechos y carnes rojas entre otros.
  • Y el hierro vegetal llamado «hierro no hemo o no hemínico» porque no forma parte de la hemoglobina sino de cualquier otro compuesto. Está presente en las verduras, sobre todo en aquellas de hoja verde (berros, acelgas, coles, lechugas, etc), en las legumbres, cereales y frutos secos.

Este hierro de origen vegetal sólo se absorbe entre un 2 y un 5%. Su absorción se favorece cuando lo ingerimos en presencia de vitamina C o de ácido ascórbico. Por ejemplo: acompañamos unas lentejas con kiwi ó después de un plato de legumbres nos comemos una naranja; sin embargo; disminuimos su absorción si tomamos café, té o salvado de trigo.

Conclusión

La creencia popular de que las lentejas tienen mucho hierro no es cierta. Tienen hierro, pero no tanto como se dice ni tanto como otras legumbres. Concretamente tan sólo aportan 3 miligramos de hierro por 100 gramos de lentejas hervidas. Y para que este hierro no hemínico tenga una correcta absorción recuerden que es necesario la vitamina C, de ahí la conveniencia de acompañar las lentejas con algún cítrico: kiwi, naranja, etc. Por tanto, no sólo hay que prestar atención al alimento que comemos, sino con qué lo comemos.

Los vegetarianos deben tener en cuenta que una alimentación exclusiva en legumbres les provocaría un déficit de hierro.

En cualquier caso hay que aclarar que las lentejas aportan al organismo otros nutrientes y sustancias con actividad fisiológica positiva como la fibra; además están riquísimas.

Artículos del blog recomendados

2016: Año Internacional de las Legumbres

Los antinutrientes en los alimentos 

¿Cómo prevenir los empachos navideños?

Empacho_Navidad

Hay una serie de pautas para poder disfrutar de las comidas en fechas navideñas sin sufrir empachos

Las Navidades son unas fechas donde se come mucho y mal por lo que son frecuentes los empachos. Estos son indigestiones producidas por consumir demasiados alimentos grasos y azúcares y/o por comer más de lo normal.

Hay una serie de pautas que nos ayudan a prevenir este malestar. Antes que nada podemos empezar nuestra cita gastronómica tomándonos un rico caldo y evitando las comidas copiosas. Lo más sensato es comer ligero, despacio y disfrutando. Mejor calidad que cantidad. Podemos servir las raciones en platos pequeños y no dejarnos llevar por la gula de la mayoría. Hay que saber parar y no sobrepasar nuestros límites. Acompañar la comida con agua en cantidad suficiente es de gran ayuda.

Después de comer, podemos  tomarnos una infusión digestiva sin azúcar  de manzanilla, anís o hinojo y finalizar la velada paseando tranquilamente. Acostarse o quedarse sentado durante horas no es la mejor opción.

Artículos del blog relacionados

Claves para una dieta sana

Comer despacio, una razón de peso

Alimentos ecológicos, un derecho universal

Comprando alimentos ecológicos

Se está luchando para que los precios de los alimentos ecológicos sean accesibles para cualquier europeo.

La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) luchará para que los alimentos ecológicos sean un derecho universal para cualquier europeo y a un precio asequible para todos los consumidores.

A pesar de que se está debatiendo un nuevo reglamento porque el anterior «supuestamente era deficiente» lo cierto es que no llega al 1% los alimentos ecológicos que no cumplían la norma; mientras que en la agricultura convencional la presencia de productos fitosanitarios es alta y la suma de sustancias residuales también.

Esta nueva norma para regular los cultivos ecológicos es más estricta que la anterior y «supuestamente» se debe a unas deficiencias detectadas por el Tribunal de Cuentas de la UE en el sistema de control. Con el nuevo reglamento se prohíben las explotaciones mixtas y las semillas han de ser ecológicas.

La SEAE lucha para que no se utilicen sustancias tóxicas de síntesis y que la producción ecológica lo siga siendo.

A través de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Ecológica (IFOAM) se va a reivindicar que la alimentación ecológica llegue a todos.

Se sabe que casi un tercio de la población española ha consumido algún producto ecológico en el último año.

Estamos viviendo un proceso de cambio y al alza en el sector ecológico gracias al consumo de proximidad, aunque todavía queda mucho por andar.

Artículos del blog relacionados

Más exigencias para la agricultura ecológica

Alimentos ecológicos, ¿moda o una nueva actitud?

¿Por qué no compramos alimentos ecológicos?

Bibliografía

La SEAE luchan para que los alimentos ecológicos sean un derecho universal.

2016: Año Internacional de las Legumbres

Legumbres

Las legumbres son alimentos ricos en proteínas y aminoácidos de origen vegetal bajos en grasas. Imagen de Antonio García https://flic.kr/p/Gzgac

La ONU -Organización de las Naciones Unidas- acaba de presentar el año 2016 como Año Internacional de las Legumbres, para concienciar sobre la importancia nutricional de estas y los beneficios que aportan a nuestra salud.

Las legumbres son cultivos de leguminosas anuales que producen entre uno y doce granos o semillas de variado tamaño, forma y color dentro de una vaina. Se utilizan como alimento y como forraje.

Cuando hablamos del término  «legumbres» nos estamos limitando a cultivos cosechados para obtener grano seco, quedando excluidos los cultivos cosechados verdes como hortalizas, cultivos utilizados para la extracción de aceite y cultivos leguminosos con fines de siembra.

Importancia de las legumbres

Son productos ricos en proteínas, aminoácidos y vitaminas de origen vegetal  bajos en grasas. Ayudan a controlar el colesterol y algunas enfermedades crónicas como la obesidad y la diabetes.

Las legumbres se adaptan al cambio climático y fijan el nitrógeno del suelo

Las propiedades fijadoras del nitrógeno de las legumbres pueden mejorar la fertilidad del suelo, y reducir la utilización de los fertilizantes.

Además tienen capacidad para adaptarse al cambio climático ya que genéticamente son un grupo muy variado. Según la FAO –Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura- su uso en la rotación de cultivos reduce la erosión del suelo y ayuda a combatir plagas y enfermedades.

También pueden contribuir a garantizar la seguridad alimentaria de las comunidades pobres, al ser una fuente de ingresos para los agricultores con menos recursos y es una alternativa al consumo de proteínas animales que no siempre están a su alcance.

En el mundo se producen cerca de 62 millones de toneladas de legumbres y alcanzan precios que son el doble o el triple que los de los cereales. Ello genera una fuente de ingresos para los agricultores y su procesamiento industrial nuevas oportunidades económicas para las mujeres.

El año 2015 ha estado dedicado a los suelos y el 2016 busca incentivar la producción y el comercio de legumbres y fomentar usos más innovadores en la cadena alimentaria para un mejor aprovechamiento de las proteínas que nos aportan.

Artículos del blog recomendados

Tendencias alimentarias para 2015

Bibliografía

FAO 

Cuestionario: ¿Le gustan las legumbres?

 

Página 2 de 1112345...10...Última »