Beneficios de los alimentos ecológicos según la ciencia

Vegetales y frutas ecológicas

España es la huerta ecológica de Europa; sin embargo, el consumo sigue siendo bajo debido a la falta de concienciación ecológica.

La demanda de los alimentos ecológicos sigue creciendo en España desde hace más de 20 años.

Según estudios científicos, la alimentación ecológica beneficia a nuestra salud y al medio ambiente. Por ejemplo: los alimentos ecológicos tienen mayor cantidad de nutrientes y los niveles de vitamina C en frutas cítricas ecológicas pueden superar entre un 10 y un 20% a las cultivadas de forma convencional. Esto quiere decir que se necesita menos cantidad de producto ecológico para alcanzar los niveles de nutrientes recomendados por la OMS.

La alimentación ecológica beneficia a nuestra salud y al medio ambiente

Buena parte de las enfermedades no transmisibles pueden prevenirse con una correcta nutrición y ello implica el consumo de alimentos ecológicos. Los herbicidas, plaguicidas y fitosanitarios químicos producen alteraciones hormonales peligrosas para la salud.

El problema es que los esfuerzos para evitar estas enfermedades van en contra de los intereses comerciales de los fabricantes. Este es uno de los retos a los que se enfrenta la promoción de la salud.

Los agricultores ecológicos denuncian las informaciones no contrastadas que se difunden por los medios de comunicación y las redes sociales especulando sobre estos alimentos. Para impedirlo es necesario informar de forma rigurosa e independiente para concienciar a la población sobre las bondades del consumo de alimentos ecológicos.

España es la huerta ecológica de Europa; sin embargo, el consumo nacional es bajo debido a la falta de información, formación y concienciación ecológica. Los efectos de los productos químicos sobre el medio ambiente no llegan a los consumidores. Además nuestro gobierno no hace campañas para incentivar el consumo de alimentos ecológicos sabiendo que la alimentación es uno de los parámetros que más repercuten sobre la salud.

Los investigadores han demostrado los efectos negativos de los productos fitosanitarios y su relación con la aparición de tumores como el de mama.

La producción ecológica podría garantizar la seguridad alimentaria mundial. Hace un siglo, cuando no se conocían las sustancias químicas en la agricultura esta proporcionaba alimentos a la población existente. Actualmente con los conocimientos y tecnología que disponemos ¿cómo no vamos a hacer capaz de hacerlo?

Algunos informes de la ONU  concluyen que el único sistema que en un futuro sería capaz de alimentar a la población mundial es el agroecológico.

Artículos del blog relacionados

Alimentos ecológicos, un derecho universal

Más exigencias para la agricultura ecológica

Bibliografía

Agroinformación

Higher antioxidant and lower cadmium concentrations and lower incidence of pesticide residues in organically grown crops: a systematic literature review and meta-analyses.

Alimentos ecológicos, un derecho universal

Comprando alimentos ecológicos

Se está luchando para que los precios de los alimentos ecológicos sean accesibles para cualquier europeo.

La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) luchará para que los alimentos ecológicos sean un derecho universal para cualquier europeo y a un precio asequible para todos los consumidores.

A pesar de que se está debatiendo un nuevo reglamento porque el anterior «supuestamente era deficiente» lo cierto es que no llega al 1% los alimentos ecológicos que no cumplían la norma; mientras que en la agricultura convencional la presencia de productos fitosanitarios es alta y la suma de sustancias residuales también.

Esta nueva norma para regular los cultivos ecológicos es más estricta que la anterior y «supuestamente» se debe a unas deficiencias detectadas por el Tribunal de Cuentas de la UE en el sistema de control. Con el nuevo reglamento se prohíben las explotaciones mixtas y las semillas han de ser ecológicas.

La SEAE lucha para que no se utilicen sustancias tóxicas de síntesis y que la producción ecológica lo siga siendo.

A través de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Ecológica (IFOAM) se va a reivindicar que la alimentación ecológica llegue a todos.

Se sabe que casi un tercio de la población española ha consumido algún producto ecológico en el último año.

Estamos viviendo un proceso de cambio y al alza en el sector ecológico gracias al consumo de proximidad, aunque todavía queda mucho por andar.

Artículos del blog relacionados

Más exigencias para la agricultura ecológica

Alimentos ecológicos, ¿moda o una nueva actitud?

¿Por qué no compramos alimentos ecológicos?

Bibliografía

La SEAE luchan para que los alimentos ecológicos sean un derecho universal.

Ecocomedores Escolares de Canarias

Cartel promocional del Cabildo de Gran Canaria para los cultivos ecológicos

Cartel promocional del Cabildo de Gran Canaria para los cultivos ecológicos

Desde el 2010 y gracias a la participación de los productores ecológicos, consumidores y administración pública existe un programa de Ecocomedores Escolares en Canarias. Este forma parte del Plan de Actuación para el desarrollo de la Producción Ecológica en nuestra Comunidad Autónoma y lo promueve el ICCA (Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria) del Gobierno de Canarias.

El programa recoge la preocupación de los productores y personas que forman parte del sector ecológico  por desarrollar y aumentar la producción de estos cultivos y por promover hábitos de consumo saludables en la población canaria.

¿Cuál es la finalidad del Programa de Ecocomedores Escolares de Canarias?

Los ecocomedores apuestan por los alimentos ecológicos, locales y de temporada

Favorecer la producción de cultivos ecológicos en Canarias y mejorar la calidad de la alimentación en los comedores escolares introduciendo productos ecológicos frescos, locales y de temporada.

Incorporando alimentos ecológicos en estos comedores estamos decidiendo lo que comemos y el modelo de producción, distribución y consumo de los alimentos ecológicos.

¿Por qué alimentos ecológicos?

Porque en su producción no está permitido el uso de pesticidas, ni fertilizantes, ni organismos modificado genéticamente y se opta por los aditivos naturales. Además poseen una certificación de calidad que contribuye a una alimentación saludable.

¿Por qué los ecocomedores eligen alimentos locales?

Porque permite el consumo de alimentos frescos y nutritivos reduciendo la contaminación y los gastos energéticos debido al transporte. También se facilita una relación directa entre los productores y consumidores creándose vínculos de confianza y de cooperación y promoviendo la información y la educación en la alimentación ecológica.

¿Por qué apuestan por los alimentos de temporada?

Para que los escolares coman alimentos frescos que no estén almacenados en cámaras frigoríficas durante largos períodos de tiempo. De esta forma se potencia la producción de variedades y razas locales que se adaptan mejor al medio favoreciendo los sistemas tradicionales y la biodiversidad.

Red de colegios participantes

El Programa de Ecocomedores Escolares Ecológicos está dirigido a los centros de educación infantil y primaria,  a los centros de educación especial y a los de educación obligatoria de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Para la selección de los centros se crea una comisión.

Si eres un centro educativo ¿cómo puedes participar?

Leyendo las Bases  para la participación de centros escolares en el Programa de Ecocomedores Escolares de Canarias e inscribiéndote.

Si eres productor ecológico ¿cómo puedes formar parte de este programa?

Leyendo las bases para participar en las que se establecen los criterios a seguir.

La red de productores está formada por personas y empresas inscritas en el ROPE –Registro de Operadores Ecológicos- que se han vinculado a este programa.

En la web puedes conocer cuáles son los productores de cada isla y los productos locales y de temporada disponibles. También cuentan con un calendario de producción y el listado de precios.

Artículos del blog relacionados

Los alimentos ecológicos, ¿pueden llevar aditivos?

Alimentos ecológicos y convencionales

Bibliografía

Ecocomedares Escolares de Canarias

Menús escolares

Bases para la participación de productores ecológicos

Bases para participar en la Red de Colegios de los Ecocomedores

Alimentos ecológicos y convencionales

Últimamente los alimentos ecológicos y convencionales parecen están enfrentados en los resultados obtenidos en los estudios científicos. En «Alimentos ecológicos, ¿moda o una nueva actitud?» vimos que el consumo de alimentos ecológicos va aumentando en nuestro país y también comprobamos de primera mano lo que está sucediendo en Gran Canaria. Hoy les explicaré  ¿por qué asociamos ecológico a caro?, ¿por qué hay estudios contradictorios entre alimentos ecológicos y convencionales? y ¿cuáles son las nuevas tendencias en este sector?

¿Es necesario tener un alto nivel adquisitivo para tener acceso a los alimentos ecológicos?

En la agricultura ecológica nos enfrentamos a dos hándicaps:

El económico. Esta agricultura tiene mayores costes que repercuten en el precio final al consumidor por la sencilla razón de que las frutas y verduras están más tiempo en la tierra hasta obtener los parámetros físico-químicos, organolépticos y de calidad.

Comer ecológico no es tan caro

Ecológico no siempre es igual a caro

La percepción que la gente de a pie tiene es que « Los alimentos ecológicos son más caros y van dirigidos a un determinado tipo de consumidor ». Todo esto se diluye para determinado sector de la población si conciben el precio por el valor que tiene. Por ejemplo, si un alimento ecológico presenta mayor contenido en sustancias antioxidantes, tiene mayor valor nutricional y esto va a repercutir directamente en nuestra salud. Todo depende de cómo se mire. Bien pensado es un coste que nos vamos ahorrar en sanidad.

También hay otros matices en torno al precio que es mejor aclarar. Por ejemplo, si una naranja de producción ecológica tiene entre un 10 y un 20% más de vitamina C, es un nivel de un nutriente que el consumidor está tomando de más y que en el caso de una ingesta de una naranja convencional habría que comer dos naranjas para llegar a este nivel necesario  de vitamina C , y doble de naranja significa doble de precio.

En cuanto a los precios de los  alimentos ecológicos en Gran Canaria, decirles que este varía en función de la zona donde se encuentre. Si el establecimiento está en una zona donde viven personas de alto nivel adquisitivo se aprovechan de ello para inflar los precios. Sin embargo, aquellos establecimientos que apuestan por proveedores locales o tengan fincas propias tienen precios más accesibles. Igual no podemos llenar toda nuestra cesta de la compra con alimentos ecológicos, pero si en parte. Sobre todo hay que aprovechar las frutas y verduras de temporada.

Los que encarecen determinados productos ecológicos -me refiero a los alimentos como harinas, patés, etc- son los proveedores, porque son ellos los que dictan el precio. Seguro que con la apertura de más establecimientos de este tipo -por el aumento de la demanda- los precios bajarán.

La disponibilidad. Los productos ecológicos no están en el lineal de cualquier supermercado o de la tienda de nuestro barrio. No obstante, el modelo está cambiando porque como consumidores somos cada vez más conscientes de la importancia de este tipo de alimentación y por lo tanto vamos exigiendo este tipo de productos  y eso va generando que cada vez haya más comercios -aunque sea a pequeña escala- que nos lo ofrecen.

¿Por qué hay estudios contradictorios entre alimentos ecológicos y convencionales?

Cada vez hay más estudios que contraponen alimentos ecológicos y convencionales. El consumidor se confunde y no sabe a quién creer. ¿A qué se debe esta diferencia de resultados?

Carrito de compra con alimentos ecológicos y convencionales

Alimentos ecológicos y convencionales conviven en la cesta de la compra

En la mayoría de los casos lo que ocurre es que estas aportaciones científicas están muy sesgadas, es decir, en muchas ocasiones la trazabilidad -seguimiento del alimento desde la tierra a su destino final- del producto analizado es muy pobre. ¿Cuál es la realidad? Pues que cuando comparamos el valor nutricional hay que hacerlo en condiciones de similitud o pares, es decir, que el suelo sea el mismo, la variedad empleada sea la misma, el mismo momento de recolección, misma agua de riego, etc.

Lo cierto es que cuando los estudios científicos se hacen a modo de pares siempre gana el ecológico en cuanto al valor nutricional estudiado, pero cuando se realizan recopilaciones bibliográficas o estadísticas un tanto ambiguas no hay una comparativa real de que la producción haya sido sometida realmente a estudio.

Nuevas ideas en el sector ecológico

Muchas veces estamos tan abstraído en nuestros pensamientos que aún pasando mil veces por el mismo sitio no nos damos cuenta de las nuevas posibilidades de empleo que brinda nuestro entorno más cercano.

Fernando Gaya, pintor y profesor de dibujo y pintura catalán, decidió en 2013 dar un giro profesional y crear «Rolling Pita» con el objetivo de acercar la alimentación orgánica y saludable a los consumidores a través de un restaurante móvil –foodtruck.

Camión de comida ecológica Rolling Pita

Camión de comida ecológica Rolling Pita

Rolling Pita emplea un 80% de ingredientes certificados ecológicos para la elaboración de sus productos. Este camión sirve también como tienda itinerante para la venta de los productos de la marca Natursoy.

El proyecto Rolling Pita se ha introducido por primera vez en España y está dedicado íntegramente a ofrecer comida  rápida elaborada con alimentos orgánicos y de proximidad.

En Canarias tenemos como ejemplo Envía Verde,  una empresa de reciente creación que pasó por los  Servicios Integrales de Empleo para su asesoramiento y que combina la mensajería con el respeto al medio ambiente ya que sus envíos se realizan en bicicleta.

Conclusión

Podemos concluir diciendo que el modelo ecológico es una alternativa que decide el productor y en nosotros queda decidir cuál es el modelo que queremos o nos podemos permitir. Lo que está claro es que a mayor demanda de los productos ecológicos por parte de los consumidores, mejores precios en las fincas y establecimientos.

El modelo ecológico llega para quedarse y ofrece un nuevo nicho de trabajo con necesidades por cubrir.

Artículos del blog recomendados

Alimentos ecológicos y convencionales 

¿Por qué no compramos alimentos ecológicos?

Alimentos ecológicos ¿moda o una nueva actitud?

Alimentos ecológicos, ¿moda o una nueva actitud?

El consumo de alimentos ecológicos en España -según señalan las últimas informaciones- es una tendencia en alza. De 2011 a 2013, la compra de este tipo de alimentos ha experimentado un incremento del 7%, según la Asociación de Valor Ecológico (Ecovalia).

Por otro lado, el Barómetro AECOC Shopper View asegura que más del 35% de los compradores españoles incluye actualmente los productos ecológicos en su cesta de la compra.

Las categorías de alimento ecológico más compradas son en primer lugar las frutas (más de un 59%), seguidas de las verduras (57%). Además, las personas de entre 45 a 54 años son las mayores consumidoras de este tipo de productos.

En cuanto a los principales motivos que nos llevan a decantarnos por productos ecológicos, un 22% de los encuestados asegura que lo hace porque son más saludables, seguido de un 19% que quiere evitar el consumo de aditivos y cerca del 15% los ingieren porque son más sostenibles con el medio ambiente.

Consumo de alimentos ecológicos en Gran Canaria

En un intento de conocer la realidad de lo que sucede en Gran Canaria -en cuanto al consumo de alimentos ecológicos- hemos visitado varios establecimientos y asistido a la « Fiesta Eco » organizada por 20 sacos. Así que aproveché y les hice una pequeña encuesta. Las conclusiones de esta « peregrinación ecológica » fueron:

  1. Los establecimientos en Gran Canaria venden verduras y frutas preferentemente locales o de sus propias tierras. También ofrecen al consumidor otro tipo de productos ecológicos. Los más demandados por los consumidores son: distintos tipos de harinas, panes, frutos secos y semillas. Estos conviven con productos de parafarmacia, así amplían su abanico de ventas y de paso satisfacen la petición de los consumidores, porque en un mismo establecimiento encuentran aquello que necesitan.
  2. Todos apuestan por el trato cercano y la venta directa al cliente aunque se ayuden de las nuevas tecnologías para darse a conocer.
  3. Los motivos por lo que se dedican a los alimentos ecológicos son varios: filosofía de vida que apuesta por beneficiar a la salud y por la sostenibilidad medioambiental, quedarse en el paro y cambiar de rumbo formándose previamente en este sector, o sencillamente porque les parece un nicho de mercado atractivo.
  4. En cuanto al perfil de los consumidores en Gran Canaria,  decirles que no hay diferencias notables entre mujeres y hombres. Suelen ser de mediana edad en adelante, seguramente porque tienen más recursos que los jóvenes. Sin embargo, estos muestran más interés en aprender y probar alimentos nuevos.
  5. Algo a tener en cuenta es la apertura de nuevos establecimientos y fincas ecológicas en plena crisis. Poco a poco van fidelizando y aumentando su clientela.

¿Existe diferencia entre alimento ecológico y convencional?

Zanahoria ecológica

Zanahoria ecológica

Pues sí. La principal diferencia podría ser el uso de abonos y pesticidas de síntesis que tiene efecto a todos los niveles. Cuando se usan fertilizantes, los residuos se quedan en forma de nitratos en los vegetales como ocurre en hortalizas de hoja (lechugas, acelgas y espinacas) y en las hortalizas de raíz (patata, cebolla, remolacha). Sin embargo, en los plaguicidas esos residuos quedan como sustancias que tienen alto riesgo para la salud pudiéndola encontrar bien como residuos o como cantidad permitida. Pero aunque las cantidades permitidas las marca la ley, el problema es que todos ellos causan efectos sobre la salud, porque esas sustancias en cualquier concentración son altamente persistentes, acumulándose sobre todo en nuestro tejido graso. Por si fuera poco, hay un efecto acumulativo, es decir, las sinergias (combinaciones sumatorias) que unas sustancias y otras dejan en nuestro organismo no las contempla los márgenes permitidos por la ley.

Zanahoria convencional

Zanahoria convencional

Además según un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista The British Journal of Nutrition, se verifica que los alimentos de cultivos ecológicos, en promedio,  tienen una mayor concentración  de antioxidantes (60% más que los alimentos convencionales), menores concentraciones de cadmio y una menor incidencia (4 veces menos) de residuos de plaguicidas que los productos comparados de diferentes regiones y temporadas de producción.

Así que aunque el aspecto físico de las frutas y verduras ecológicas no sea tan perfecto ganamos en sabor, nutrientes y salud.

¿Qué podemos hacer como consumidores?

Los entendidos en la materia sugieren comer con formación y con información. Debemos conocer bien la procedencia de los alimentos, y los beneficios que nos van a aportar. Tenemos un modelo de Agricultura ecológica con rigurosos controles oficiales que incluyen análisis que nos aseguran que están libres de sustancias tóxicas.

¿Por qué los alimentos ecológicos tienen más sabor?

Cuando nos comemos un tomate ecológico nos sabe más rico y aromático. Son tomates que saben a tomate, ¿por qué?

Pues bien, hay varios factores que influyen en ello:

1. La acumulación de agua. En el modelo convencional, por los sistemas de fertilización que se realizan hay mayor acumulación de agua por lo que cual, la/s sustancia responsable del sabor está más diluida apreciándose menos esos potenciadores naturales del sabor presentes en el alimento.

2. Factores genéticos. Si hablamos de tomates, debemos tener en cuenta que las variedades tradicionales se han seleccionado desde años porque los agricultores han ido buscando el parámetro del sabor, pero con la genética actual el parámetro que más se ha ido buscando es que el alimento sea duradero en el tiempo y que soporte las grandes distancias que tiene que recorrer en la comercialización desde el punto de producción hasta el de destino y consumo. Así, cuando genéticamente se potencia un parámetro hay otros que se desvaloran, en este caso concreto el del sabor.

Tomates ecológicos

Tomates ecológicos

3. Recolección en el momento adecuado. Apreciamos los sabores  por los equilibrios entre los ácidos y los azúcares. Si un alimento se recolecta antes,  los niveles de ácidos serán mayores y esa conjunción con los azúcares no la vamos a tener. Por tanto « hay que respetar los ciclos naturales de recolección », algo que en producción ecológica se hace mucho.

Hasta aquí la entrada de hoy. Vamos a inaugurar una nueva sección sobre las visitas que hacemos. La primera se la dedicaremos a los establecimientos ecológicos.  « Es de bien nacidos ser agradecidos ». Habrá fotos.