Recomendaciones para cocinar con ecología

Imagen de Juan José Richards Echevarría

Al planificar la compra y cocinar podemos tener conciencia ecológica. Imagen de Juan José Richards Echevarría https://flic.kr/p/4f3a3q

Cambiar nuestra dieta es la mejor receta para reducir la huella de carbono. Esta es una de las conclusiones a las que se ha llegado a través de un estudio encargado por la Comisión Europea.

¿Qué es la huella de carbono? Es la suma total de gases de efecto invernadero emitidos directa o indirectamente por un individuo, organización, producto o incluso un evento.

¿Cómo podemos cocinar de forma más ecológica?

  1. Consumiendo productos de temporada y de cercanía y si es posible ecológicos

Consumiendo alimentos cercanos y propios de cada estación reducimos la necesidad de transporte, distribución y almacenamiento disminuyendo así las emisiones de CO2 por kilogramo de alimento. Además favorecemos la actividad agrícola local, se dinamiza la economía y permitimos la conservación de la biodiversidad agrícola autóctona.

Como consumidores debemos apostar por la compra de alimentos elaborados o cultivados en nuestro entorno más cercano. Además, los alimentos ecológicos apoyan un modelo productivo que utiliza técnicas respetuosas con el medio ambiente, está menos mecanizado que el modelo intensivo, favorece la biodiversidad y  no emplea productos químicos de síntesis. Estos productos en su fabricación y transporte producen grandes emisiones de gases con efecto invernadero.

Los alimentos que proceden de agricultura ecológica están sometidos a una estricta legislación que regula la calidad de las producciones y los métodos de producción.

El problema que veo en los alimentos ecológicos preparados como harinas, galletas, etc es que la mayoría viene de lugares lejanos: Italia, Argentina, etc  ¿hasta qué punto hablamos entonces de ecología?

  1. Apostando por los alimentos de origen vegetal más que animal

Se cree que la actividad ganadera de nuestro planeta es responsable del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Este porcentaje es mayor que el generado por todo el transporte. ¿Cómo es posible? Por la deforestación para plantar pastos y cereales, por las emisiones de metano creadas en el intestino de las vacas, por el óxido nitroso de las heces y el alto gasto energético de las granjas, el transporte, el almacenamiento y la refrigeración.

Expertos del campo de la nutrición y el cambio climático coinciden en que una dieta con mayor aporte de proteínas de origen vegetal que de carne, es más saludable tanto para nuestra salud como para la del planeta

Renunciando un día a la semana a comer cualquier proteína animal -lácteos, huevo, carne, etc- y sustituyéndola por cantidades equivalentes de vegetales, conseguiríamos reducir el 14% de su consumo global.

  1. Utilizando la energía de forma eficiente para cocinar podemos ser más ecológicos

Eligiendo la olla adecuada para cada ocasión y utilizándola correctamente disminuimos la factura de electricidad o de gas, ahorramos tiempo y conservamos los valores nutricionales de los alimentos.

Las ollas exprés, a presión o rápidas reducen los tiempos de cocción hasta un 70%, con lo que ahorramos una cantidad de energía considerable.

Además debemos acostumbrarnos a elegir el fogón adecuado al tamaño de la base del caldero o la sartén que vayamos a utilizar.

¿Sabían que cocinando con tapa podemos ahorrar hasta un 25% de energía? Sí, porque conseguimos que hiervan antes los alimentos.

También hay que valorar si necesitamos calentar o hervir un determinado plato de comida porque el hecho de hervir requiere un gasto energético alto. Cuando necesitemos hacerlo mejor hacerlo con el agua justa, no más.

En las cocinas suele haber un microondas. Este es una opción eficiente para cocinar. Aunque sea un electrodoméstico que demanda una gran potencia, lo compensa porque ahorramos tiempo para cocinar. Su uso es una buena opción para familias con pocos miembros.

La cocción en el microondas es entre 10 y 20 veces más rápida que por otros métodos. Además ahorramos entre un 60 y 70% de energía en comparación con el horno convencional.

El horno es uno de los electrodomésticos que consumen más energía por hora, por lo que se recomienda utilizarlo con moderación y sacarle el mayor rendimiento posible.

¿Cómo podemos reducir el consumo energético del horno?

  • No abriéndolo innecesariamente. Para que se hagan una idea cada vez que se abre se pierde un 20% de la energía acumulada en su interior.
  • Apagándolo cinco minutos antes del tiempo previsto de cocción porque la temperatura residual que mantiene cuando está apagado servirá para terminar de cocinar.
  • Procurando aprovechar al máximo la capacidad del horno para ello podemos programar el cocinado de diferentes alimentos a la vez.

Conclusión

Teniendo en cuenta el origen de los alimentos, el tipo y la forma de cocinarlos podemos lograr que nuestra cocina esté más comprometida con el medio ambiente.

Artículos del blog relacionados

Cambio climático, cambio de dietas

Come pescado sin mala espina

Cambio climático, cambio de dietas

Comer menos carne

El sector ganadero contribuye al cambio climático porque es responsable del 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Imagen de Jairo Alzate

«Cambio climático, cambio de dietas» es el título de un estudio realizado por Chathamhouse -Instituto Real de Asuntos Internacionales- en el que se analizan los problemas y las posibles soluciones para reducir el consumo de carne y mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC.

Este estudio se ha realizado tomando datos de 12 países y concluye que los sistemas alimentarios a nivel mundial son responsables de hasta el 30% de todas las emisiones de gases con efecto invernadero.

Según la investigación, el sector ganadero contribuye en el 15% de las emisiones de estos gases nocivos. Además, el consumo mundial de carne sigue aumentando alcanzado niveles poco saludables para el planeta.

Si redujéramos el consumo de carne en nuestra dieta se podría disminuir hasta en un 25% las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a evitar que el aumento de la temperatura a nivel mundial supere los 2ºC.

Para conseguir objetivos es crucial que los gobiernos se impliquen y lideren políticas sobre el consumo de carne y el cambio hacia dietas más sostenibles

El problema es que los gobiernos temen las repercusiones económicas que hay detrás de estos cambios. También hay que sumar la poca concienciación de la población sobre este tema.

Los investigadores de Chathamhouse consideran necesario crear campañas informativas con mensajes sencillos pero impactantes a través de personas que creen confianza en la población a la que va dirigida.

En el estudio se recomienda llevar a cabo debates nacionales sobre el consumo de carne para concienciar a los consumidores sobre los problemas derivados de la producción ganadera y el consumo de productos animales. En estos debates deberían participar los gobiernos, las empresas, las comunidades científicas y la sociedad civil.

Reducir el consumo de alimentos derivados de los animales es esencial para poder frenar el cambio climático, pero es un tema controvertido porque la carne tiene importantes connotaciones culturales en determinadas sociedades; de ahí, que se requiera de la participación de los gobiernos.

Los consumidores están poco informados y creen que es más importante el embalaje de los alimentos de origen animal que el propio alimento para controlar el cambio climático. Son poco los conscientes de que la producción animal y los cultivos asociados contribuyen a la deforestación. Y únicamente relacionan las emisiones de gases con el ganado vacuno, pero lo cierto es que también participan el resto de animales de granja: pollos, cerdos, ovejas, etc.

Artículos del blog relacionados

El cambio climático aumenta la incidencia de ciguatera en Canarias

Bibliografía

Changing climate, changing diets

Chathamhouse

Feliz Navidad 2015

Feliz Navidad 2015

¡Feliz Navidad! Que la sonrisa sea el mejor de los regalos y la felicidad el mejor de los deseos, que no falte la ilusión y el volver a mirar con ojos de niño. El verdadero significado de la Navidad es el amor.

El pescado de piscifactoría ¿es seguro para la salud?

Piscifactoría de rodaballo en España. Imagen de José Antonio Gil Martínez https://flic.kr/p/hcj8a

Piscifactoría de rodaballo en España. Imagen de José Antonio Gil Martínez https://flic.kr/p/hcj8a

La sobrexplotación pesquera ha provocado la disminución de las poblaciones de peces a nivel mundial. El pescado de piscifactoría permite satisfacer la demanda de la población y pretende reducir la presión a la que están sometidas las poblaciones de peces en libertad.

La Comisión Europea ha defendido los beneficios de la acuicultura argumentando que si se aplican buenas prácticas este pescado es una fuente de alimento segura, nutritiva y sostenible que suele estar más fresca en el momento de su adquisición.

Las recientes investigaciones examinan cómo influyen las distintas prácticas de alimentación en la composición nutricional del pescado de piscifactoría. Se aspira a conseguir altas concentraciones de ácidos grasos poliiinsaturados  omega -3 (AGPI n-3 CL).  A día de hoy, se han obtenido resultados parecidos cuando se sustituye parcialmente los aceites de pescado por aceites vegetales en la alimentación de los peces. Otra fuente prometedora es el cultivo de microalgas marinas.

La legislación de la UE regula los niveles máximos de contaminantes permitidos en la acuicultura y los programas de vacunaciones para reducir brotes de enfermedades e intentar garantizar la seguridad de los peces de piscifactoría para el consumo humano.

La acuicultura se debe gestionar de forma sostenible y responsable para disminuir los daños medioambientales; para ello, las autoridades sólo concederán la licencia a aquellas piscifactorías que cumplan la estricta normativa europea.

Actualmente, se está ejecutando un proyecto financiado por la UE llamado «Diversity» con el fin de expandir el sector acuícola europeo mediante el desarrollo de seis especies de piscifactoría para el mercado. Gran Canaria participa en este proyecto a través de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria con reproductores de seriola (pez de limón). Tendremos que irnos acostumbrando a consumir pescado de piscifactoría.

Artículos del blog relacionados

Come pescado sin mala espina

Novedades sobre el mercurio en el pescado

Lo que debemos saber sobre el anisakis

Recomendaciones sobre el pez escolar

Bibliografía

Eufic

Diversity

Obtención en cautividad de puestas naturales del pez de limón

 

 

 

Come pescado sin mala espina

La pesca artesanal nos asegura un futuro sostenible y que haya pescado para todos. Imagen de Jacinta Lluch Valero https://flic.kr/p/bpzdud

La pesca artesanal nos asegura un futuro sostenible y que haya pescado para todos. Imagen de Jacinta Lluch Valero https://flic.kr/p/bpzdud

Dos tercios del pescado que se vende en España es de origen extracomunitario. Cada producto ha recorrido de media unos 5000 km de media antes de formar parte de nuestros platos, dejando tras de sí una importante huella de carbono y una gran emisión de CO2 que afecta negativamente al medio ambiente porque obliga a muchas especies a desplazarse hacia otras latitudes y acelera el envejecimiento del planeta y el cambio climático.

La flota española es una de las más potentes de la UE pero la pesca artesanal es la que garantiza un futuro sostenible.

Problemas en la pesca

Algunas especies como el pez espada o el atún acumulan metales pesados como el mercurio de ahí que se realicen los controles pertinentes y se aconseje el consumo moderado de los mismos para evitar riesgos en nuestra salud.

En la lista de problemas pendientes están la presencia de contaminantes, los fraudes y la acuicultura industrial e intensiva

Ante esta situación Ecologistas en Acción Cataluña ha creado una guía «sinmalaespina.org» donde se analizan las 71 especies que sufren una mayor presión pesquera. Las que más preocupan son el pez espada y la merluza. El atún rojo se está recuperando gracias a las medidas científicas de protección.

Ecologistas en Acción defiende un reparto justo y equitativo de las cuotas en base a criterios sociales y ambientales  y reclaman la necesidad de presionar al gobierno para que cumplan la normativa y haya una mejor gestión.

Otro problema que estamos padeciendo es el de los fraudes al vendernos una especie por otra. A veces nos venden caella u otra especie de tiburón cuando hemos pedido cazón. Lo mismo ocurre con el lenguado.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar pescado?

  • Lo primero, estar bien informados. Además las etiquetas deberían ser más precisa en la información que aporta.
  • Comprar preferentemente productos de temporada en establecimientos de confianza: pescaderías y mercados tradicionales.
  • Consumir pescado procedente de capturas de barcos menores con artes de pesca artesanales, porque además de ser más sostenibles son las que más puestos de trabajo ofrecen.
  • No comprar pescado que no cumpla las tallas mínimas.

¿Cuál es el próximo reto por superar?

Los descartes, porque algunas pesquerías llegan a rechazar el 40% ó más del pescado capturado al no tener salida comercial. Con la reforma de la política pesquera lo único que se ha conseguido es aprovecharlos y con mucha frecuencia se trata de inmaduros por lo que de alguna forma se está favoreciendo el mercado de los ilegales.

Artículos del blog relacionados

Novedades sobre el mercurio en el pescado

Lo que debemos saber sobre el anisakis

Recomendaciones sobre el pez escolar

Bibliografía

Diario de Cádiz

 

El cambio climático aumenta la incidencia de ciguatera en Canarias

El pez espada de 270 ó más kg es una de las especies involucradas en la intoxicación por ciguatera. Imagen de Toni Almódovar Escuder https://flic.kr/p/oUjKdZ

El pez espada de 270 ó más kg es una de las especies involucradas en la intoxicación por ciguatera.
Imagen de Toni Almódovar Escuder con licencia CC BY-NC-ND

La incidencia de la  biotoxina marina conocida como «ciguatera» en Canarias ha hecho que la EFSA -Agencia Europea de Seguridad Alimentaria- haya aprobado la financiación de un millón de euros para estudiarla porque se trata de un problema sanitario propio de aguas tropicales.

¿Qué es la ciguatera?

La ciguatera es una intoxicación alimentaria causada por el consumo de una microalga tóxica que produce unas toxinas (ciguatoxinas y maitotoxinas). Estas se van acumulando, de tal forma que son los peces carnívoros de mayor tamaño los que presentan concentraciones más elevadas.

Se piensa que el calentamiento de las aguas del Océano Atlántico ha creado las condiciones adecuadas para que estas biotoxinas lleguen a Canarias.

Todavía se desconoce por qué estas no afectan a los peces pero hacen enfermar a las aves y mamíferos que la consumen.

Síntomas de la ciguatera

Aunque la ciguatera tiene una tasa de mortalidad escasa -de apenas un 5%- los síntomas que la caracterizan son la inversión térmica -lo que da calor produce frío y viceversa- y el hormigueo en los labios y la lengua. Además hay fuerte dolor abdominal, vómitos, diarrea y fatiga.

¿Cómo se controla la ciguatera?

Para controlar la ciguatera se analizan las siete especies de peces involucradas

El problema con la ciguatera es que las toxinas no afectan a los peces, así que no se puede determinar a simple vista si está o no contaminado. Por ello, la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ha elaborado un estricto protocolo donde es obligatorio en todos los puntos de primera venta analizar ciertas capturas antes de ser expuestas para el consumo humano.

A día de hoy se analizan siete especies, algunas de ellas muy apreciadas por nosotros los canarios: medregales (de 15 ó más kg), picudos y peces espadas (de 270 ó más kg), meros (de 19 kg o más) petos (de 35 kg o más), pejerrey (de 9 kg o más) y abades (de 12 kg o más).

Aún así siguen apareciendo casos debido al descontrol existente en la pesca deportiva.

¿Qué medidas preventivas podemos tomar los consumidores?

Tengan en cuenta que estas biotoxinas resisten tanto la cocción como la congelación. Para evitar que un suculento plato de pescado nos lleve al hospital recuerden que los pescados que les acabo de nombrar deben estar en los puestos de primera venta advirtiendo del resultado negativo de la ciguatera.

No se arriesguen a comer alguna de estas especies de pescado cuando procedan de la pesca deportiva o clandestina y eviten comer especies de peces tropicales.

¿Qué se va a investigar con este estudio?

Con el estudio también se pretende saber con mayor exactitud si se debe ampliar esa lista o modificar los pesos y si las biotoxinas se propagan por las mismas especies en Canarias y en aguas tropicales o por el contrario hay diferencias.

En esta investigación van a participar el departamento de Salud Pública del Gobierno de Canarias, el Instituto Carlos III y el Instituto Universitario de Seguridad Alimentaria (IUSA).

A medida que vayan obteniendo resultados irán informando a la población.

Artículos del blog recomendados

La ciguatera pasa a ser una enfermedad de declaración obligatoria en Canarias

Novedades sobre el mercurio en el pescado

Lo que debemos saber sobre el anisakis

Bibliografía

Real Decreto 418/2015, de 29 de mayo, por el que se regula la primera venta de los productos pesqueros.

Europa financia un estudio sobre el alcance de la ciguatera en las Islas.

Página 1 de 212