Los niveles de arsénico en el arroz suponen un peligro para el grupo de población más sensible. Imagen de Javier Lastras https://flic.kr/p/6i5tXn

Los niveles de arsénico en el arroz suponen un peligro para el grupo de población más sensible. Imagen de Javier Lastras https://flic.kr/p/6i5tXn

Una nueva normativa europea que entrará en vigor el 1 de enero de 2016, limitará la cantidad de arsénico permitido en el arroz y en el resto de productos derivados de él.

Los científicos están contentos después de 10 años de lucha, pero todavía queda mucho trabajo por hacer.  El principal motivo es que los límites adoptados siguen siendo demasiados altos, sobre todo para la población sensible y para aquellos que comen arroz a diario.

¿Cómo se incorpora el arsénico al arroz?

En muchas zonas del planeta la aparición del arsénico se debe al uso de ciertos plaguicidas. Este elemento químico se encuentra en la corteza terrestre y en diversos tipos de alimentos, por lo que mayoritariamente su origen es natural.

El arroz por su forma de cultivo permanece inundado en agua y es mucho más fácil que se contamine que otros tipos de granos.

Se sabe que los compuestos de arsénico en su forma inorgánica pueden perjudicar la salud a largo plazo.

¿Existe riesgo para la población europea?

Los celíacos y la población infantil están entre los grupos de riego en la contaminación por arsénico inorgánico

En 2009 un estudio de la EFSA -Asociación Europea de Seguridad Alimentaria-  relacionó el consumo de ciertas cantidades de arsénico con mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón, de vejiga y de piel.

Según los estudios realizados a día de hoy, los grupos de riesgo son principalmente los celíacos y los niños. El resto de la población europea parece ser que no se encuentra expuesta a niveles que supongan un peligro para la salud.

El arroz es el primer alimento que comen los niños y además la relación entre su peso y la cantidad de arsénico supone un riesgo más que añadir.

Con el nuevo reglamento más de la mitad de los actuales productos infantiles que lleven arroz serán ilegales.

¿Cómo podemos reducir el arsénico en el arroz?

Lavando el arroz y cocinándolo con mucha agua, sobre todo cuando vaya a ser consumido por niños menores de 3 años.

Los investigadores también han encontrado una técnica sencilla y barata para eliminar en un 85% el arsénico inorgánico en el arroz. La propuesta consiste en cocinar el arroz mediante percolación, uno de los fundamentos empleados en las cafeteras convencionales. Este método se debería usar tanto para cocinar el arroz en casa como en la fabricación de productos precocinados.

La realidad es que con estas prácticas no se consigue eliminar el problema, sólo limpiar el arroz ya contaminado, por eso se está buscando la forma de reducir el arsénico en su origen: cambiando la forma de cultivo y creando variedades transgénicas que absorban menos agua.

A día de hoy no hay una solución eficaz a largo plazo.

Artículos del blog relacionados

Contaminantes tóxicos: preocúpate por lo que comes en Canarias

Bibliografía

Recomendación de la Comisión sobre el consumo de arsénico en los alimentos.

Reglamento (UE) 2015/1006 de la comisión de 25 de junio de 2015 por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 1881/2006 en cuanto al contenido máximo de arsénico inorgánico en los productos alimenticios.

Inorganic arsenic in rice-based products for infants and young children Food Chemistry 191(2016) 128-134

Rethinking Rice Preparation for Highly Efficient Removal of Inorganic Arsenic Using Percolating Cooking Water. DOI: 10.1371/journal.pone.0131608. July 22, 2015

Share This