Hay alimentos perecederos de origen animal y vegetal. Es importante controlar los factores que favorecen su deterioro durante su almacenamiento y manipulación.

Hay alimentos perecederos de origen animal y vegetal. Es importante controlar los factores que favorecen su deterioro durante su almacenamiento y manipulación.

El término de «alimento perecedero» viene relacionado con el de alimentos frescos, es decir, son aquellos que por sus características naturales tienen una duración corta -como mucho de 1 mes- o precisan condiciones de temperatura controlada durante su comercialización y transporte.

Los alimentos perecederos comienzan a descomponerse con los días perdiendo sus nutrientes. Los agentes causantes de este progresivo deterioro son principalmente una manipulación y almacenamiento inadecuados, pero también influyen otros factores como: la temperatura, la luz, la humedad, los microorganismos, las enzimas -proteínas- que aceleran las reacciones  y la presencia de oxígeno.

Los alimentos perecederos comienzan a descomponerse con los días perdiendo sus nutrientes.

Como ejemplos de productos perecederos están los de origen animal como: la carne, el pescado, la leche y derivados y los huevos y otros como: el pan, las frutas y las verduras.

Además, el transporte de estos alimentos está sometido a unas normas muy estrictas que pretenden asegurar las buenas condiciones higiénico-sanitarias hasta llegar al consumidor final. La legislación determina la forma en la que debe realizarse el transporte de alimentos, los requisitos que tienen que cumplir estos vehículos especiales e incluso están reguladas las especificaciones de los registradores de temperatura y termómetros.

¿Qué podemos hacer los consumidores para evitar el deterioro de los alimentos?

  • Revisaremos las temperaturas del refrigerador comprobando que estén a unos 4 ºC y la del congelador a -18ºC.
  • Colocaremos los alimentos de forma correcta en el refrigerador.
  • Planificaremos el menú semanal.
  • Compraremos sólo aquello que vayamos a consumir.
  • Ordenaremos los alimentos en la despensa por orden de compra de forma que  los primeros en consumirse  queden a la vista y los últimos en adquirirse los guardamos detrás.

Artículos del blog recomendados

¿Cómo organizar el frigorífico?

Consejos sobre la organización del frigorífico

Bibliografía

RD 1202/2005, de 10 de Octubre de 2005, sobre el transporte de mercancías perecederas y los vehículos especiales utilizados en estos transportes (BOE 21.10.2005)

Reglamento 37/2005, de 12 de Enero de 2005, de la Comisión, relativo al control de las temperaturas en los medios de transporte y los locales de depósito y almacenamiento de alimentos ultracongelados destinados al consumo humano

Reglamento 853/2004, de 29 de Abril de 2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal.

Reglamento 852/2004, de 29 de Abril de 2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la higiene de los productos alimenticios.

Share This