La jalea de frutas, la marmalade y el chutney pertenecen a la familia de las mermeladas pero muchos las desconocen por eso le dedico esta entrada.

Jalea de frutas

Jalea de fresas

La jalea de frutas tiene aspecto gelatinoso y con un alto contenido de azúcar: 65 gramos por cada 100 gr de producto

La jalea de frutas es un producto preparado mediante la cocción de zumos, frutas y hortalizas y azúcares, hasta conseguir una consistencia de gel. Puede llevar incluidos algunos trozos de frutas u hortalizas. A las jaleas de frutos cítricos se les suele incorporar tiras de corteza y lo más usual es obtenerlas a partir de extractos de pulpas y cortezas de los mismos.

Las jaleas de frutas -según la legislación vigente- tendrán una graduación mínima final de 65º Brix -65 gramos de azúcar por 100 gramos de producto- y una proporción mínima de zumos de frutas del 40% para la totalidad de frutas, excepto para los cítricos, que puede descender hasta el 30%.

En las recetas, para extraer el zumo hay quien prefiere no eliminar el corazón, ni las pepitas de las frutas y no las pela, esto es cuestión de gusto; no obstante, el zumo de las frutas se cuece normalmente con un poco de agua.

Marmalade

Marmalade

La marmalade es la típica mermelada de naranja inglesa

La marmalade es considerada como la «mermelada inglesa» por excelencia, aunque sus orígenes reales proceden de Portugal. Este término se utiliza en inglés para la mermelada de naranja amarga.

Las primeras marmalades eran de consistencia más sólida que las de hoy en día y se servían en trozos. Más tarde se usaron en el desayuno como fiel acompañante de la tostada con mantequilla. Todavía se sigue elaborando en los hogares ingleses. Es una receta que pasa de una generación a otra.

Como siguiendo la tradición inglesa la normativa europea ha contemplado este producto (desconocido para muchos). La marmalade tiene consistencia similar a la mermelada, pero se obtiene al cocer los cítricos incluyendo: pulpa, puré, zumo, extractos acuosos y pieles. La cantidad de cítricos utilizada  para la elaboración de 1 kg de producto acabado no debe ser inferior a 200 gramos, de los cuales, al menos 75 gramos procederán del endorcapio (una de las capas que conforman el fruto).

Chutney

El chutney es un tipo de conserva originario de la India que se prepara cociendo una mezcla de frutas y/o hortalizas con azúcar, abundantes especias aromáticas o picantes y vinagre.

La palabra «chutney» deriva del hindi «chatni», que significa «con muchas especias». Algunos chutneys indios son realmente fuertes, de forma que la cantidad de las especias en cada receta se puede disminuir al gusto del consumidor. Entre los ingredientes destacan:

  • El vinagre, fundamental por sus propiedades conservantes y por su sabor característico. Por ello, se puede variar el tipo de vinagre pero no la cantidad del mismo en cada receta.
  • La cebolla o el ajo.
  • Y las especias que le dan el toque picante.

Jugando con la combinación de estos tres ingredientes se pueden conseguir deliciosas variantes  de chutneys.

Chutney de pimientos

Chutney de pimientos

Aprovecho la ocasión para agradecer a una buena amiga -Nauzet- su colaboración en esta entrada. Les recomiendo que lean el post tan interesante que ha escrito sobre el chutney  -con receta fácil de hacer incluida- en su blog: Los Antojitos de María.  María es su niña y su fuente de inspiración. Me encanta el enfoque que le da a cada una de sus recetas, tiene un estilo muy personal, donde siempre incluye curiosidades sobre algún ingrediente o sobre el plato que prepara, se atreve hasta con los exóticos. Pueden ver el chutney de pimientos en el siguiente enlace ¡qué  rico!

Receta del Chutney de pimientos 

Otros términos a tener en cuenta

Es frecuente encontrarnos con «términos particulares» en el etiquetado de las mermeladas, confituras y derivados. A continuación se los aclaro:

  • Light: indica que su contenido en energía es un 30% inferior al del alimento en su estado habitual.
  • Bajo en calorías: quiere decir que aporta menos de 40 kcal por 100 gramos de producto.
  • Bajo en azúcar: esto significa que no habrá más de medio gramo de azúcar por 100 gramos de alimento.
  • Sin azúcares añadidos: este término expresa que no contendrá ningún azúcar (fructosa, sacarosa, etc), ni ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes. En el caso de que los azúcares estén presentes en el alimento de forma natural como ocurre en las mermeladas de frutas, en el etiquetado deberá figurar la indicación «contiene azúcares naturalmente presentes».

Beneficios del consumo de las conservas de frutas

El consumo de las frutas en conserva -mermeladas, confituras, etc- ofrece una serie de ventajas:

  • Las conservas nos brindan la oportunidad de tomar productos fuera de temporada, por lo que su aporte nutritivo es bastante interesante ya que según la Academia de Nutrición y Dietética utilizando materia prima de calidad –a ser posible de cultivo ecológico- y siendo escrupulosos en la elaboración, estas frutas mantienen muchos de sus nutrientes intactos.
  • Diversifican la alimentación y nos ofrecen otras opciones interesantes de consumir la fruta.
  • El azúcar en estas altas cantidades actúa como conservante natural evitando el deterioro del alimento ya que potencia por mucho tiempo el sabor de las frutas y realza su color. Además, el azúcar ejerce una acción antiséptica ya que a estas concentraciones los microorganismos se reproducen con dificultad. Eso sí, no debemos reemplazar estos productos por la fruta fresca –sino complementarlos- porque tienen mayor aporte calórico. No olviden que también podemos sustituir el azúcar blanca, por azúcar moreno, agave o miel en la elaboración de conservas.

Seguro que a partir de ahora cuando se encuentren junto a las estanterías de las mermeladas y sus derivados lo tendrán todo algo más claro y dulce.

Una vez más ¡gracias Nauzet por enriquecer esta entrada y por ser como eres: única!

 Artículos del blog relacionados

Mermeladas, confituras y compotas

La fruta, ¿pelada o sin pelar?

Escoger la fruta en función del climaterio

Bibliografía

RD 670/1990, de 25 de julio, por el que se aprueba la Norma de calidad para confitura, jaleas y marmalade de frutas, crema de castañas y mermelada de frutas. (B.O.E 31.05.1990)

RD 863/2003, de 4 de julio, por el que se aprueba la Norma de calidad para la elaboración, comercialización y venta de confituras, jaleas,  «marmalades» de frutas y crema de castañas.

Libro: Mermeladas naturales en casa. Editorial Océano.

Share This