Cuando se pone un membrillo junto a un plátano este acelera su maduración-

Cuando se pone un membrillo junto a un plátano este acelera su maduración

Escoger la fruta va en función del climaterio. ¿Qué significa esto? La mayoría de la gente cuando va al mercado o a las grandes superficies a comprar fruta se deja llevar por su aspecto y/o la intuición. A veces incluso se recurre al frutero en caso de duda. El problema es que muchas veces ni ellos mismos saben si es mejor llevarse esas piezas de fruta verdes o más bien maduras. Mi misión en esta entrada es poner un poco de luz al respecto.

En general, las frutas incluyendo aquellas como tomates, pimientos y otros, sufren un proceso de maduración que es parte esencial de su desarrollo y que conduce eventualmente al envejecimiento y muerte de los tejidos.

La maduración viene acompañada de una serie de cambios: en la textura, reduciendo su firmeza; en el color, pasando de verde a rojos y amarillos; en  el sabor, volviéndose más dulce, y en el aroma, apareciendo compuestos volátiles.

Escoger la fruta según el tipo

Podemos comprar las frutas climatéricas para que sigan madurando en casa pero las no climatéricas tienen que estar listas para consumir

Dependiendo de la especie de fruta la respuesta a la maduración una vez recogida -es lo que llamamos postcosecha- va a variar, sin embargo; es posible identificar ciertos aspectos comunes en relación a este proceso. Ya les comenté en el facebook -con el ejemplo de los membrillos y los plátanos- que hay dos tipos de frutas. Pues bien, hay que escoger la fruta según el tipo.

Frutas climatéricas: se caracterizan porque maduran después de la cosecha y, como parte del proceso de maduración, aumentan la producción de etileno. Eso significa que podemos comprar una fruta de este tipo (pera, manzana, plátano) antes de que esté completamente madura y dejarla madurar en casa. Como curiosidad decirles que podemos acelerar la maduración de una fruta climatérica poniéndola cerca de otra climatérica que esté madura, en una bolsa de papel con agujeros. El etileno de una estimulará la maduración de la otra.

Respecto a las frutas climatéricas debemos tener en cuenta que la forma en la que debe madurar una fruta para que tenga todos los nutrientes necesarios y un gusto óptimo es  bajo el sol y en la planta ya que esta le aporta los nutrientes. Muchas de las frutas que encontramos en la frutería parecen maduras pero se han arrancado del árbol cuando aún estaban excesivamente verdes (cuestión de producción y ansias de ganar dinero rápido). Para evitar esto recomiendo elegir  siempre que se puedan producciones locales, cuya distribución es más rápida y la fruta más fresca. A la hora de seleccionar la pieza que deseas, párate y piensa si la quieres para hoy, para mañana o para dentro de unos días.

Frutas no climatéricas: el proceso de maduración es gradual, pero continuo. Deben recolectarse cuando estén casi listas para el consumo, ya que si se recogen verdes ya no maduran, sólo se ponen blandas. Su maduración es muy lenta y apenas observamos cambios bruscos en su aspecto. Ejemplo: el membrillo y los cítricos.

Lo que debemos tener en cuenta al comprar frutas no climatéricas es que no van a tener mejor aspecto del que tienen en la tienda, sólo peor. Por ello debemos elegir las piezas de mejor aspecto y consumirlas cuanto antes.

El etileno en el proceso de maduración

El etileno está presente en todas las frutas.  Se le conoce como la principal hormona de la maduración. En las frutas climatéricas puede iniciar la maduración a concentraciones muy bajas  (0.1 a 10 partes por millón (ppm)). Sin embargo, cuando el etileno se aplica externamente influye en el proceso de maduración tanto en las frutas climatéricas como no climatéricas. Por ejemplo, en el plátano (climatérico) el etileno inicia y acelera la maduración de frutas verdes, pero en la piña -no climatérica- el etileno simplemente aumenta la velocidad de respiración y acelera un proceso de maduración ya iniciado por la fruta misma.

El etileno también interviene en el daño físico de frutas y hortalizas. Actualmente se sabe que este compuesto químico se produce en todos los tejidos vegetales como una respuesta al  «stress». En consecuencia, el daño físico de las frutas también acelerará el proceso de maduración, y en las frutas climatéricas verdes (no maduras), puede ser su iniciador. De este modo la ventilación es también de gran importancia para prevenir la acumulación del etileno producido por frutas dañadas o en maduración, no sólo para evitar el aumento de temperatura que resulta del incremento de la respiración, sino para prevenir la maduración acelerada o su inicio en frutas limpias y sanas. La producción de etileno es otra buena razón para una cosecha, manejo y embalaje cuidadoso de las frutas.

Y hasta aquí la entrada de hoy, ya están un poco más ilustrados a la hora de escoger la fruta.  Ahora podrán elegirla «con sentido» y buscar la ubicación adecuada en el frutero. También espero que aquellas personas que tengan una frutería empiecen a plantearse cómo les conviene almacenarlas porque la mayoría lo hace aleatoriamente. De todas formas les adjunto una tabla donde pueden diferenciar los tipos de frutas más comunes.

Artículos del blog recomendados

El plátano, sabor de Canarias

Harina de plátanos made in Canarias

Share This