Los niños son más vulnerables

Imagen de Sanutri Alimentación Infantil. https://flic.kr/p/7xjxj4

Las alergias e intolerancias alimentarias han ido aumentando en los últimos años en la Unión Europea, sobre todo en la población más vulnerable, los niños. Además, las reacciones adversas a los alimentos se confunden frecuentemente con las alergias alimentarias; es por ello que hay que diferenciar dos conceptos: alergia e intolerancia.

Alergia alimentaria

Una alergia alimentaria es una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular. Ocurre cuando un alérgeno -una proteína presente en el alimento que causa la alergia y que en la mayoría de las personas no produce reacción adversa- inicia una cadena de reacciones que afectan al sistema inmunitario.

Alérgenos más frecuentes en las alergias alimentarias

Alérgenos más frecuentes en las alergias alimentarias

Estas reacciones pueden ser mediadas por anticuerpos o por células. El primer caso es el más habitual.

Los alimentos que con más frecuencia producen alergia son la leche, los huevos, el marisco, las nueces, el trigo, los cacahuetes (maní), la soja y el chocolate. De hecho hay 14 ingredientes específicos que requieren etiquetado alérgeno obligatorio según la normativa de la UE (Anexo IIIa de la Directiva 2000/13/CE, aplicable hasta el 13 de diciembre de 2014 y el Reglamento n.º 1169/2011, aplicable a partir de esta fecha), de ahí que los fabricantes de productos alimenticios estén obligados a declararlos claramente en la etiqueta de los alimentos envasados.

Intolerancia alimentaria

La intolerancia alimentaria, por su parte, no afecta al sistema inmunitario. Se puede clasificar en:

  • Enzimática, debida a la deficiencia de una enzima. Por ejemplo:

-La intolerancia a la lactosa se produce por un déficit de lactasa, enzima necesaria para digerir la lactosa  (azúcar presente en  la leche), de ahí que estas personas no puedan tomar leche.  

-Otro caso muy habitual es la intolerancia al gluten o celiaquía, trastorno intestinal que se da cuando el cuerpo no puede tolerar el gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo (en todas sus especies: trigo duro, espelta y kamut), el centeno, la cebada y la avena.

  • Farmacológica, como ocurre con aminas como la histamina o la intolerancia a la aspirina.
  • Indefinida, en cuyo caso el mecanismo es desconocido

Aunque los aditivos alimentarios no suponen ningún problema para la mayoría de la gente, un número reducido de personas pueden ser sensibles a algunos de ellos, como el sulfito y el benzoato sódico (conservante) que se encuentra frecuentemente en vinos, frutas, verduras y algunos productos horneados;  y el glutamato monosódico (saborizante) presente en la comida china, carnes y pescados a la parrilla.

Artículos del blog recomendados

 Alérgenos presentes en los alimentos 

Bibliografía

Anexo IIIa de la Directiva 2000/13/CE

Reglamento n.º 1169/2011

Share This