https://flic.kr/p/dKzKop

Para el aprovechamiento seguro de las sobras las guardaremos en recipientes limpios y las refrigeraremos o congelaremos. Imagen de La cocinera en miniatura https://flic.kr/p/dKzKop

Es posible el aprovechamiento seguro de las sobras alimentarias teniendo en cuenta una serie de recomendaciones.

Con el paso de los años han ido aumentando paralelamente el consumismo y las sobras en nuestro país. Sin embargo, la  crisis ha hecho que parte de la sociedad empiece a usar  los alimentos sobrantes de la comida y a llevar lo que nos sobre del restaurante en un tupper. Las sobras se pueden ingerir sin problema siempre y cuando su manipulación y almacenamiento sean adecuados. No olvidemos que los restos de comida «mal manipulados» son una de las principales causas de las intoxicaciones alimentarias en el hogar.

Recomendaciones para el aprovechamiento seguro de las sobras

Lo primero que tendremos en cuenta es que los alimentos una vez cocinados deben refrigerarse o congelarse antes de dos horas.  Si  sobrepasamos este tiempo a temperatura ambiente se facilita la multiplicación de bacterias hasta alcanzar niveles nocivos. En este caso, lo más recomendable es desechar las sobras.

La comida debe refrigerarse o congelarse antes de 2 horas

Un error frecuente -en los hogares y en el sector de la restauración- es  dejar que los alimentos se enfríen sobre la encimera. ¡Error! conforme va disminuyendo la temperatura aumentan las probabilidades de multiplicación de los microorganismos. Para evitarlo podemos remover la comida con un utensilio adecuado facilitando su enfriamiento antes de llevarla al frigorífico. Es importante que los alimentos conserven su estructura, esto se consigue enfriándolos antes de proceder a su congelación.

Las sobras que han pasado menos de dos horas a temperatura ambiente las guardamos en un recipiente limpio, nunca en el que se cocinaron o sirvieron. Lo ideal es dividir las porciones grandes en recipientes más pequeños y de poca profundidad para que su refrigeración sea más rápida.

Sobras de arroz almacenada en recipiente para su posterior refrigeración

Las sobras de arroz almacenada en recipiente con tapa en el refrigerador contribuye a su almacenamiento seguro

Se recomienda  congelar todo resto que no vaya a ser consumido de inmediato,  pero previamente ha de señalarse la fecha en el recipiente. Para descongelar las sobras de forma segura planificaremos con antelación la descongelación progresiva en el frigorífico.

Cuando recalentemos las sobras dejaremos que los caldos, sopas y salsas entren en ebullición. El resto lo calentaremos hasta llegar a los 75º C. Conviene remover la comida para asegurarnos de que su calentamiento sea homogéneo. No recalentaremos  la misma  más de una vez ni mezclaremos las sobras con alimentos frescos.

Por último, nunca probaremos sobras si no estamos seguros de su inocuidad o presentan un  aspecto u olor dudoso. ¡Un poco de sensatez por favor! Dejemos la valentía para otros aspectos de la vida.

Artículos del blog relacionados

Sobras, reducirlas nuestro objetivo

Stop desperdicios en los supermercados europeos

Share This